Sistemas alimentarios urbanos sostenibles en Latinoamérica, implementación de estrategias para un desarrollo resiliente


La columna “Sistemas alimentarios urbanos sostenibles en Latinoamérica, implementación de estrategias para un desarrollo resiliente” fue Originalmente creada y publicada para/por Boletín GFLAC, 18 Dec 2019, por Magdalena Jensen y Jessica Parra (AtEdible). Se han realizo pequeñas ediciones de optimización visual para este sitio.

El Pacto de Milán (MUFPP) es una iniciativa que nació en 2015 y cuyo objetivo es promocionar el desarrollo de sistemas alimentarios urbanos sostenibles. En este momento, más de 200 ciudades del mundo, con más de 450 millones de habitantes, han firmado este acuerdo que invita a desarrollar, en el contexto local, sistemas alimentarios que sean inclusivos, resilientes, diversificados, seguros y sostenibles.  

3 Ejemplos Sistemas alimentarios urbanos sostenibles en Latinoamérica

En la actualidad más de la mitad de la población mundial vive en zonas urbanas, y se espera que dentro de los próximos 30 años 7 de cada 10 personas vivan en ciudades. La agricultura y el cambio de uso de suelo son responsables de más de 23% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial. La agricultura es uno de los principales impulsores de la pérdida de la biodiversidad.  

1 . Río de Janeiro y sus granjas urbanas

Rio de Janeiro ha implementado desde 2006 el programa Hortas Cariocas, cuyo propósito es acercar la agricultura urbana a los habitantes de la ciudad y al mismo tiempo impulsar la creación de empleos y servir de laboratorio para la educación ambiental. A la fecha el programa cuenta con 39 granjas urbanas que producen unas 50 toneladas de alimentos de producción orgánica y beneficia a cerca de 20.000 habitantes. 

2 . Sao Paulo y distribución de alimentos saludables

Sao Paulo, una de las mayores mega ciudades del continente, ha implementado un programa que busca disminuir el desperdicio de alimentos y al mismo tiempo bajar la incidencia de inseguridad alimentaria. El programa ha establecido un Banco de Alimentos municipal que recibe donaciones de varios vendedores y, luego de analizarlos, entrega alimentos a las personas necesitadas. El programa se basa en la distribución de alimentos saludables que ayudan a la salud de las personas y del medio ambiente. Sao Paulo además cuenta con un programa dirigido a vincular la alimentación escolar con la producción sustentable de alimentos, mediante la implementación de circuitos cortos de alimentos.  

3 . Quito, estrategia alimentaria a largo plazo

Quito ha diseñado su propia estrategia alimentaria siguiendo su adhesión al MUFPP. El Pacto Agroalimentario de Quito se define como una plataforma multiactoral en la que organizaciones gubernamentales, de cooperación, y de la sociedad civil, junto a la academia y privados diseñan e implementan soluciones para una región más justa, avanzando hacia la soberanía alimentaria.

Entre 2015 y 2017, se realizó un estudio en el cual se contempló el catastro de uso de suelo lo que permitió mapear la producción interna de la región, conociendo así sus fortalezas y dependencias en un contexto de seguridad y soberanía alimentaria. Bajo esta premisa, dentro de los lineamientos estratégicos están el aseguramiento del uso adecuado de suelo y agua para garantizar la disponibilidad y acceso a alimentos saludables y de calidad, tanto para la población actual, como para las generaciones futuras.

Para un distrito metropolitano donde la densidad alcanza los 8 mil habitantes por kilómetro cuadrados, la decisión de considerar la alimentación dentro de agenda pública fue estratégica y necesaria, en 2017 se estableció el “… derecho a una alimentación saludable, suficiente, nutritiva, culturalmente adecuada y accesible para todos los habitantes del Distrito Metropolitano de Quito.” tanto en la Estrategia de Resiliencia (2017) y la de Visión 2040 (2018) como parte de la iniciativa 100 Ciudades Resilientes de la cual la ciudad es parte. 

Conclusiones sobre los sistemas alimentarios urbanos sostenibles en Latinoamérica

Las ciudades son un excelente laboratorio vivo, en las cuales existe la posibilidad de implementar nuevas estrategias de cambio rápidamente.

Esto permite comprobar la eficacia de políticas públicas e iniciativas sociales cuyo objetivo sea incidir tanto en la salud humana como ambiental.

Por tanto, las ciudades se posicionan como un nivel territorial y administrativo flexible y adaptable, de las cuales es posible aprender estrategias y técnicas posibles de ser aplicadas a regiones y países, con el fin de lograr adaptarnos sustentablemente en un medio ambiente en constante cambio.  

Referencias

IPCC, 2019. Special Report on Climate Change, Desertification, Land Degradation, Sustainable Land Management, Food Security, and Greenhouse gas fluxes in Terrestrial Ecosystems
MUFPP, 2019. Milan Urban Food Policy Pact
UN DESA, 2019. World Urbanization Prospects
IPBES, 2019. Global Assessment Report on Biodiversity and Ecosystem Services
Alcaldia de Quito, 2018. Estrategia Agroalimentaria de Quito

Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.